En la actualidad el sector empresarial, ya sea de telecomunicaciones o cualquier rubro, necesita herramientas que agilicen los procesos de comunicación y de trabajo. La interconexión entre servidores, teléfonos, controles de acceso, bases de datos y más, son parte del día a día y pueden ser la diferencia para la obtención de los objetivos en una empresa.

El cableado estructurado es la tecnología que puede beneficiar a las empresas porque permite interconectar sistemas de control, equipos de conmutación y hasta servicios de administración, logrando así que las formas de laborar se vuelvan más rápidas y eficaces.

¿Qué es exactamente el cableado estructurado?

Podemos definir el cableado estructurado como un sistema que está compuesto de dispositivos centralizadores, conectores, ductos y cables. Esto dividido entre una estación de trabajo, cableado vertical y horizontal, cuarto de telecomunicaciones, acometida de entrada y la administración de todo esto en conjunto conforman la sala de servidores.

El correcto transporte de la información es una de las principales tareas que realiza el cableado estructurado. Estos representan grandes ventajas, en el caso de la fibra óptica la transmisión de datos con gran velocidad, trabajar sin interferencias mejorando calidad de sonido y video, y lo mejor, el ancho de banda acrecienta sus funciones.