Los sistemas de Alarmas e Intrusión son un elemento de seguridad pasiva, esto significa que no evitan el ingreso de intrusos; sin embargo, su principal función es de reducir la probabilidad de allanamiento o de perdida de elementos de valor, avisando a los propietarios y a los agentes de seguridad necesarios.

Los sistemas de alarmas más comunes son:

Detectores de movimiento exteriores.

Detectores de Apertura de Puertas y Ventanas.

Detectores de Movimiento o Presencia.

Barreras de rayos infrarrojos, microondas, laser.

Alarma de Pánico que consiste de un botón (o similar) que se puede presionar en caso de que un intruso entre en la vivienda y haya peligro de asalto a alguna persona, avisando directamente al personal de seguridad o a la policía.

¿Cómo funciona?

Cuando el sistema detecta una intrusión pasa a un estado ACTIVO por lo que actúa de dos formas simultáneas, envía un mensaje de alerta a la Central de Monitoreo y también activa una sirena de manera local avisando al intruso que ha sido descubierto. La señal se envía a través de una línea telefónica, GSM o IP.

Beneficios que ofrece el tener un sistema de intrusión.

Respuesta inmediata sobre la intrusión.

Sistema inteligentemente diseñado especialmente para el área.

Seguridad en la empresa.

Reducción de falsas alarmas.

Menos pérdidas y menos daños.

Generar tranquilidad en los clientes finales.